Un inmueble se puede escriturar por diversas formas, dependiendo el caso puede ser por posesión, por prescripción, ratificación de contrato, y en caso de que no sepas dónde está tu vendedor, se puede realizar ante el juzgado.

Posesión
: se puede escriturar cuando se está en posesión regular del inmueble en nombre propio de forma continua y exclusiva, sin violencia ni clandestinidad durante un año continuo o más.

La prescripción:
es una acción que puede llevar a cabo una persona porque a detentado la posesión de un inmueble por cierto tiempo y quiere escriturarlo, la Ley marca 5 años para la posesión de buena fe y 10 años para la posesión de mala fe, es decir por tener la posesión de un inmueble por cierto tiempo se puede convertir en propietario.

Ratificación de contrato
: aquí solamente ratificaremos con lo que estemos conforme en el contrato por el cual hicimos la compra del inmueble.

Para tener unas escrituras legales, estamos disponibles con litigantes especializados en Abogados Miranda y Asociados. ¡Contáctanos!